Arthur Conan Doyle, padre de Sherlock Holmes

Arthur Conan Doyle

Arthur Conan Doyle es y será siempre recordado, mal que le pese, por ser el creador del detective más famoso de la historia: Sherlock Holmes.

Arthur Conan Doyle
Sir Arthur Conan Doyle

Introducción

Sir Arthur Conan Doyle fue un novelista escocés que llegó a la literatura por aquellas casualidades del destino. Ejercía como médico en Southsea (Inglaterra). Para redondear sus magros ingresos publicó una novela de intriga, Estudio en escarlata, (1887) que se convertiría en un éxito. Esta fue la primera obra protagonizada por el archiconocido Sherlock Holmes, qué llegaría a protagonizar cuatro novelas y cincuenta y seis relatos. 

En julio de 1891 empezó a publicar en la revista Strand Magazine las andanzas de su personaje, inspirado en uno de sus profesores de la universidad, que abogaba por seguir estrictos razonamientos deductivos en todos los órdenes de la vida. Inspirado por Don Quijote de la Mancha de Cervantes, Arthur Conan Doyle creó al doctor Watson, una suerte de Sancho Panza, médico leal, intelectualmente torpe pero con mayor sentido práctico, que acompaña al excentrico Sherlock y escribe sus aventuras. El Dr. Watson era, posiblemente, un alter ego del propio Arthur Conan Doyle.

Seis años después, en 1893, harto de Holmes, Conan Doyle decidió darle muerte en la ficción junto a su enemigo mortal, el maligno profesor Moriarty. Esa decisión causó una avalancha de quejas. Debido de la presión de sus lectores, decidió resucitar al detective 10 años después. En 1902 publicó  El sabueso de los Baskerville, uno de sus relatos más famosos. (Recuerdo de mi infancia el terror que provocó a un servidor la lectura y la visión en televisión, de El sabueso de los Baskerville).

Arthur Conan Doyle adornó a su personaje con ciertos rasgos muy reveladores de los estereotipos de la clase alta victoriana: afición a la cocaína, destreza en la música (sobre todo con el violín), bruscos accesos de euforia y de melancolía, misoginia y, por supuesto, patriotismo al servicio indiscutible del imperio inglés.

Las novelas de Sherlock Holmes han suscitado un culto de gran arraigo tanto de los lugares e indumentarias del personaje como de su ficticio domicilio en Londres. Existe una vasta cantidad de publicaciones pseudoeruditas que se ocupan del excéntrico personaje. Dentro de la historia de la novela policiaca, Holmes es heredero directo de Auguste Dupin, protagonista de los tres relatos de Edgar Allan Poe (Los crímenes de la calle MorgueEl misterio de Marie Rogêt y La carta robada) que supusieron la fundación del género. Junto con Agatha Christie, Arthur Conan Doyle es considerado el maestro de la edad clásica de la narrativa policial.

De este fervor da cuenta su apasionada escritura de panfletos y artículos a favor de su país en la guerra de los boers, y en toda su vasta producción en novela histórica. Destacan La guerra en Sudáfrica (1900), y también los seis volúmenes titulados The British Campaign in Flanders (1916-1919). Otras novelas destacadas de ese género son Michael Clarke (1888), La compañía blanca (1890) o Rodney Stone (1896), así como el drama en Historia de Waterloo (1894).

También realizó incursiones en la ciencia-ficción: Un mundo perdido (1912) y The Poison Beltf (1913).

El autor sufrió una profunda crisis tras la muerte de su hijo mayor en las trincheras de la Primera Guerra Mundial y se dedicó. Católico prácticante se dedicó a difundir la espiritualidad, en obras como The Wanderings of a Spiritualist (1921) y The History of Spiritualism (1926). Cuatro años antes de morir publicó su autobiografía, Memorias y aventuras (1924).

Infancia Juventud

Estatua homenaje a Arthur Conan Doyle
Estatua homenaje a Serlock Holmes, la creación más popular de Arthurc Conan Doyle, en Edimburgo

Arthur Ignatius Conan Doyle nació el 22 de mayo de 1859 en el número 11 de Picardy Place, en la ciudad de Edimburgo, Escocia. Pertenecía a una familia católica irlandesa. Esta influencia religiosa queda patente en su obra, sobretodo en las novelas históricas.  No hay que olvidar que Reino Unido es de religión anglicana. La familia Doyle tenía una larga tradición como ilustradores y caricaturistas. Entre ellos destacaban su abuelo John Doyle y tres tíos: el ilustrador Richard Doyle, quien diseñó la portada y cabecera de la revista Punch,​ el anticuario James Doyle y Henry E. Doyle, director de la Galería Nacional de Irlanda.

Su padre, Charles Altamont Doyle, había nacido en Inglaterra y era un funcionario de obras públicas con gran afición hacia el dibujo. Fue destinado a Edimburgo en 1849 y  a lo largo de su vida padeció un grave alcoholismo y profundas depresiones. Por tal motivo estuvo internado en instituciones sanitarias en diversas ocasiones.

Charles contrajo matrimonio en 1855 con Mary Foley, perteneciente a una familia irlandesa residente en Edimburgo. Los detalles del nacimiento de Arthur y sus hermanos son poco claros. Algunas fuentes manifiestan que eran nueve hijos, otras afirman que diez. Lo que parece seguro es que tres de los hermanos murieron de pequeños.​ En 1864 la familia se dispersó debido al creciente problema con el alcohol de Charles y los niños fueron alojados temporalmente en diversas instituciones de Edimburgo. En 1867, la familia se reunió otra vez, para vivir en una sórdida vivienda en Sciennes Place.​ Arthur fue bautizado en Santa María de la Asunción de Edimburgo.

Viendo el comportamiento irresponsable de su marido, la madre de Arthur Conan Doyle, alquiló las habitaciones de la casa a huéspedes. Uno de esos huéspedes fue el doctor Bryan Waller, al que algunos historiadores adjudican un romance con la pobre mujer.

Sería su propio padre, Charles Doyle quien ilustraría la primera edición Estudio en escarlata (1888), primera novela en la que aparece Sherlock Holmes.

En 1868, Arthur Conan Doyle, con el apoyo económico de sus tíos, ingresó en la Escuela Stonyhurst Saint Mary’s Hall de los Jesuitas, situada en la comarca de Lancashire. Se trataba de un centro preparatorio de Stonyhurst College, al que accedería dos años después, en 1870, y donde permaneció hasta 1875. Entre 1875 y 1876, continuó su educación en Austria, en otra escuela de la Compañía de Jesús, Stella Matutina, en la ciudad de Feldkirch.

En 1876, comenzó la carrera de Medicina en la Universidad de Edimburgo, donde conoció al médico forense Joseph Bell. Sería este profesor recto, pracmático e inteligente el que le inspiraría la figura de su famoso personaje, Sherlock Holmes. Allí destacó en los deportes, especialmente rugbygolf y boxeo. En este período también trabajó en la comarca de Aston y Sheffield. A principios de 1880 se embarcó, como cirujano, en un ballenero denominado The Hope, en sustitución a un amigo suyo. Durante seis meses navegaría por el Ártico.​ A los 22 años (1881) se graduó como médico y completó su doctorado sobre el Tabes dorsal en 1885. Fue en estos años cuando hizo una gran amistad con el también escritor escocés J. M. Barrie.

Mientras estudiaba medicina comenzó a escribir historias cortas. La primera que apareció publicada fue The Mystery of the Sasassa Valley, en 1879 en el Chambers’s Edinburgh Journal antes de que cumpliera los 20 años.Ese mismo año también publicó su primer artículo médico Gelsemium como veneno en la British Medical Journal.​

En 1881, después de terminar su etapa universitaria, volvió a embarcarse como médico del buque SS Mayumba en su viaje a las costas de África Occidental, dando salida así a su espíritu aventurero. ​

Medicina

En 1882, cuando contaba 23 años, un antiguo compañero de clase, George Turnavine Budd, le ofreció trabajar con él en Plymouth. La relación con Budd fue difícil y terminó por establecerse por su cuenta en junio de ese mismo años en Portsmouth​. Debido al poco éxito de su consulta, comenzó de nuevo a escribir historias como The Mystery of Cloomber, no publicada hasta 1888, la inacabada Narrative of John SmithThe Captain of the Pole-Star y J. Habakuk Jephson’s Statement, ambas inspiradas en las expediciones marinas realizadas por el propio Arthur Conan Doyle.​

En 1885 contrajo matrimonio con Louise Hawkins, más conocida como Touie, con la que tuvo dos hijos: Mary Louise (1889-1976) y Alleyne Kingsley (1892-1918). Touie murió de tuberculosis el 4 de julio de 1906. Un año más tarde contrajo matrimonio con Jean Leckie, con la que llevaba más de 20 años de amor platónico (según sus biógrafos). Con Jean Leckie, Arthur Conan Doyle tuvo tres hijos más: Jean Lena Annette (1912-1997), Denis Percy Stewart (1909-1955) y Adrian Malcolm (1910-1970).

En 1900 se presentó como candidato para la Unión Liberal, pero a pesar de que era un candidato muy respetado, no fue elegido. Tras la Guerra de los Bóers escribió un artículo, «La guerra en el sur de África: causas y desarrollo», justificando la participación del Reino Unido, escrito que fue ampliamente traducido. En su opinión, fue esto lo que provocó que le nombraran caballero de la Orden del Imperio Británico en 1902, otorgándole el tratamiento de sir.

Al estallar la Primera Guerra Mundial en 1914, intentó alistarse, a sus 55 años, como simple soldado raso. En su carta defiende que es fuerte y tiene una voz audible. Lo rechazaron, pero ayudó con la propaganda y con el apoyo de voluntarios civiles desde el Reino Unido. La muerte de uno de sus hijos, Kingsley, por una neumonía que contrajo en la guerra, le hizo estrechar su vínculo con los círculos del Espiritismo fundado por Allan Kardec. Dédico a esa doctrina mucho tiempo y energías, publicando además en 1926 History of spiritualism y defendiéndolo en sus numerosas polémicas.

Arthur Conan Doyle tumba
Esta cruz marca el lugar en el que descansa Arthur Conan Doyle en el precioso cementerio de la Iglesia de Todos los Santos en Minstead.

Murió en Crowborough, East Sussex (Inglaterra), el 7 de julio de 1930, con 71 años de edad, de un ataque al corazón. Una estátua suya se encuentra en esa localidad donde residió durante 23 años.

Louise Hawkings, su segunda mujer moriría años después que él, el 27 de junio de 1940.

Carrera literaria de Arthur Conan Doyle

Novela policiaca

Portada Estudio en Escarlata.
Estudio en escarlata, la primera aparición de Sherlock Holmes.

Doyle comenzó a escribir como diversión contra las largas y tediosas horas durante las que esperaba a sus escasos pacientes en sus años en Portsmouth. En total escribió 68 relatos en los que aparece Sherlock Colmes. Los dos primeros fueron Estudio en escarlata (1887) y El signo de los cuatro (1890) que obtuvieron gran popularidad. Sin embargo no fue hasta la aparición del primer relato corto del detective, Escándalo en Bohemia  (1891 para pasar luego a la recopilación de relatos Las aventuras de Sherlock Holmes), donde el personaje comenzó a instalarse en la conciencia colectiva con las proporciones en ciernes de un mito.

El personaje de Holmes se caracteriza por su ingeniosa habilidad para el razonamiento deductivo. Igualmente brillantes son las creaciones de los personajes que le acompañan: su amigo bondadoso y torpe, el doctor Watson, que es el narrador de los cuentos, y el archicriminal profesor Moriarty.

El enorme éxito permitió a Doyle abandonar la medicina para convertirse en un escritor a tiempo completo en 1891, a la edad de 32 años. Pronto se cansó de la serie. De hecho, Arthur Conan Doyle jamás sintió apreció por su creación. Empezó a pedir más y más dinero a sus editores como estrategia a fin de que no le presionaran para escribir más relatos. Pero estos parecían dispuestos a aceptar cualquier cantidad que se le ocurriera. De esta manera, Arthur Conan Doyle se convirtió en uno de los autores mejor pagados de su tiempo.

Queda constancia en una carta que envió en noviembre de ese mismo año (1891) a su madre en la que aseguraba que tenía ganas de matar a Sherlock Holmes. Su madre, juiciosa y menos temperamental, le aconsejó que no lo hiciera. Pero como hijo díscolo ntentó «acabar» con su criatura en su relato Problema final (1893). El público británico se reveló. Arthur Conan Doyle recibió una multitud de cartas suplicando que no matara al detective. También hubo misivas amenazantes mientras que entre grupos juveniles se puso de moda llevar crespones de luto en los sombreros y atuendo. En 1902 publicó El Perro de los Baskerville en la que retomaba al personaje de Sherlock Holmes pero con trucho: sucede antes de su «muerte». Obtuvo tal éxito que año siguiente el autor cedió y resucitó al héroe en La casa deshabitada (1903).

Sherlock Holmes

Basil Rathbone como Sherlock Holmes
Basil Rathbone creó la imagen más icónica de Sherlock Holmes

Sherlock Holmes destaca por su inteligencia, su hábil uso de la observación y el razonamiento deductivo para resolver casos difíciles. Es protagonista de cuatro novelas y cincuenta y seis relatos que componen el «canon holmesiano», publicados en su mayoría por The Strand Magazine.

Es el arquetipo de investigador cerebral por excelencia e influyó en gran medida en la ficción detectivesca posterior a su aparición. Aunque se considera a Auguste Dupine, creado por Edgar Allan Poe, como un personaje predecesor muy similar, la genialidad excéntrica de éste no alcanzó la enorme popularidad que Holmes.

Descripción

Estatua de Sherlock Holmes en Picardy Place en Edimburgo, lugar de nacimiento de Conan Doyle.

Sherlock Holmes, que en un principio Doyle tenía previsto llamar Sherrinford,​ es un detective asesor, alto, delgado, frío, irónico, ingenioso e intelectualmente inquieto. Su compañero, amigo y cronista el Dr. Watson, con quien nunca llega a tutearse (se llaman por el apellido) lo describe físicamente del siguiente modo al poco de conocerse:

Su estatura sobrepasaba los seis pies, y era tan extraordinariamente enjuto, que producía la impresión de ser aún más alto. Tenía la mirada aguda y penetrante, […] y su nariz, fina y aguileña, daba al conjunto de sus facciones un aire de viveza y de resolución.

Estudio en escarlata.

En ocasiones resulta un tanto brusco, pero es cortés con las mujeres a pesar de que desconfía de ellas. El Dr. Watson resalta en uno de sus casos la presencia de una bella dama llamada Irene Adler, que chantajea al rey de Bohemia. En las obras de Sherlock Holmes se ve una geopolítica distópica. Se nombran reyes, como el de Escandinavia u otros. Sherlock  se refiera a Irene Adler como «la Mujer». A sus ojos, ella rivaliza con él mismo en inteligencia, como demuestra en una de sus aventuras.

Y así fue como se evitó un gran escándalo que pudo haber afectado al reino de Bohemia, y cómo los planes más perfectos de Sherlock Holmes se vieron derrotados por el ingenio de una mujer. Él solía hacer bromas acerca de la inteligencia de las mujeres, pero últimamente no le he oído hacerlo. Y cuando habla de Irene Adler o menciona su fotografía, es siempre con el honroso título de «la» mujer.

Escándalo en Bohemia.

No es muy ordenado en la rutina cotidiana, es muy habilidoso disfrazándose, fuma en pipa, le gustan las galletas, toca el violín con maestría (un Stradivarius, a menudo a horas poco adecuadas), es un experto apicultor, excelente boxeador, tiene un gran conocimiento científico, en especial en química, y, cuando se aburre por falta de los retos intelectuales que suponen sus casos, consume cocaína en una solución al siete por ciento. Esto se menciona en el libro El signo de los cuatro, publicado en 1890. La insistencia de Watson consigue que deje de tomar el alcaloide. Holmes y Watson conviven hasta finales del siglo XIX en el número 221B de la calle Baker, en Londres.

El primer caso en el que Sherlock interviene de joven, según le cuenta a Watson, es en la aventura de La corbeta Gloria Scott (1893), en la cual ayuda a un amigo a descifrar un mensaje codificado.

Doyle basó el método deductivo de su personaje en el proceder de uno de sus profesores en el Edinburgh Royal Infirmary, donde estudió medicina, Joseph Bell, precursor de la medicina forense.

Arthur Conan Doyle se inspiró en un antiguo amigo de la facultad, llamado Sherrinford, para darle aspecto a su personaje. Sherriford llegó a formar parte de Scotland Yard, hacia 1844. Sus descripciones de vivencias policíacas inspiraron muchas de sus obras.

Biografía
Memorias de Sherlock Holmes
Memorias de Sherlock Holmes. Recopilación de relatos de Arthur Conan Doyle.

Sherlock Holmes nació el 6 de enero de 1854. Su padre era un hacendado inglés y su madre descendía de una estirpe de pintores franceses, entre ellos el ilustre Vernet, primo de su abuela. Tiene dos hermanos: el primero es Mycroft, del cual Sherlock siempre ha dicho que es más listo que él pero que «no posee ninguna ambición ni energía». Lo que Sherlock entiende como un oficio -resolver casos a partir de minúsculos detalles- Mycroft lo ve como un simple pasatiempo. Mycroft trabaja como coordinador general e informador interno de los asuntos del gobierno británico y es miembro ilustre del Club Diógenes. El segundo se llama Sherrinford, y es el mayor de los tres. Rara vez es mencionado y conocemos muy poco de él. Muchos expertos han confirmado su existencia dado que es muy probable que, dada la época, el primogénito se llamara igual que el padre: Sherrinford.

Sherlock Holmes parece haber sido universitario (seguramente de Oxford o Cambridge). Cursaría algunas asignaturas de música y musicologíamedicinaderecho, pero sobre todo, química. Es en la universidad donde comienza su labor detectivesca (La corbeta Gloria Scott). También inicia su faceta de actor, uniéndose al grupo universitario de teatro. Ahí aprenderá a disfrazarse y adopotar otros roles. Acabada la universidad se aloja cerca del Museo Británico para poder estudiar las ciencias necesarias para el desarrollo de su carrera posterior. Conoce a Watson en 1881, en el laboratorio del hospital Saint Bartholomew. Los presenta un conocido en común con el objeto de compartir el piso: el 221B de Baker Street. Rehúsa el título de caballero (sir), pero acepta la Legión de honor de forma totalmente discreta.

Su gran enemigo, también de extraordinarias facultades intelectuales, es el profesor Moriarty. Llegó a acabar aparentemente con la vida del eminente detective en la cascada de Reichenbach, Suiza (El problema final). Arthur Conan Doyle tuvo que optar por resucitar a su héroe cuando miles de lectores protestaron llevando crespones negros en el sombrero en señal de luto. Sherlock Holmes reaparece en el caso La casa deshabitada (El regreso de Sherlock Holmes, 1903) explicando los motivos de su ausencia. Este interludio de tres años entre la aparente muerte de Sherlock Holmes y su reaparición es conocido como El Gran Hiato, tiempo literario que ha permitido a algunos autores de pastiches dar rienda suelta a la imaginación y permitirse ciertas licencias poéticas. Unos proponen la desintoxicación de Holmes a la cocaína gracias al psicoanalista Sigmund Freud. Otros  optan por el matrimonio del detective con su admirada Irene Adler. Pero son obras que se salen del canon holmesiano, por lo que son «extraoficiales».

Tras una carrera de veintitrés años, Holmes se retiró a Sussex. Allí se dedicó a estudiar filosofía y a la apicultura, y llegó a escribir un libro titulado Manual de apicultura, con algunas observaciones sobre la separación de la reina. También, casualmente, resolvió uno de sus casos más complicados: La aventura de la melena del león (1907). Posteriormente a su jubilación como detective se dedicó dos años a preparar concienzudamente una importante acción de contraespionaje poco antes del inicio de la Primera Guerra Mundial. Nada más consta sobre él a partir de 1914.

Conocimientos y habilidades
Estatua de Sherlock Holmes en Suiza.
Estatua de Sherlock Holmes en Suiza, cerca de la Cascada Reichenbach donde supuestamente el detective muere en El Problema Final.

Clásico atuendo de Sherlock Holmes

En la primera historia, Estudio en escarlata, se brinda un cierto trasfondo de Holmes. A principios de 1881, se presenta como un estudiante independiente de química con una variedad de intereses. Toda esa curiosidad le sirve en la resolución de crímenes. En una de las primeras historias, La corbeta «Gloria Scott», el padre de un amigo del colegio lo felicita por sus habilidades deductivas y el propio Holmes explica que ello fue una de las razones por la que se convirtió en detective.

Holmes siempre usa métodos científicos y se centra en los métodos de la lógica y los poderes de observación y deducción. Es un personaje excéntrico y siempre sigue siendo objetivo. El doctor Watson evalúa las habilidades de Holmes, calificándolas de este modo:

  1. Literatura. — Sensacionalista. (Sin embargo en El signo de los cuatro cita a Goethe y a La Rochefoucauld, además de mostrar su conocimiento del escritor Jean-Paul).
  2. Filosofía. — Cero.
  3. Astronomía. — Cero.
  4. Política. — Ligeros.
  5. Botánica. — Desiguales. Al corriente sobre la belladonaopio y venenos en general (puede distinguir el lugar de cultivo de la planta, día y tiempo de consumo estudiando una colilla de cigarro). Ignora todo lo referente a los cultivos prácticos y jardinería.
  6. Geología. — Conocimientos prácticos, pero limitados. Distingue de un golpe de vista las clases de tierras. Después de sus paseos por Londres puede, debido al color y consistencia, definir de qué parte de la ciudad es cada una de las manchas de barro en su pantalón.
  7. Química. — Profundos.
  8. Anatomía. — Exactos, pero no sistemáticos.
  9. Literatura sensacionalista. — Inmensos. Parece conocer con todo detalle los crímenes perpetrados en el siglo XIX.
  10. Música. — Toca bien el violín.
  11. Combate. — Experto boxeador y esgrimista de palo y espada. Sin embargo, en La aventura de la casa deshabitada, de 1901, sir Arthur Conan Doyle menciona que Holmes tenía algún conocimiento de «baritsu». El bartitsu, es un arte marcial ecléctico enfocado a la defensa personal que fue desarrollado en Inglaterra entre 1898 y 1902.
  12. Leyes. — Tiene conocimientos prácticos de las leyes británicas.

Esta calificación está elaborada al poco de empezar a convivir. Como se demuestra posteriormente, el detective posee conocimientos sobre, por ejemplo, astronomía. Esto se puede observar en El ritual de Musgrave . En La aventura de los planos de Bruce-Partington compara la visita que les hace Mycroft Holmes al 221B de Baker Street con un planeta abandonando su órbita. Y en El intérprete griego charla sobre las causas de los cambios en la oblicuidad de la Eclíptica.

Publicaciones
Estatua de Sherlock Holmes y el doctor Watson en Moscú.
Más estátuas. Esta de Holmes y el Dr. Watson en Moscú.

Sherlock Holmes y el doctor John H. Watson; ilustración de Sidney Paget para The Strand Magazine (1893).

La amplia bibliografía de Sherlock en la que se relatan las aventuras de Sherlock Holmes y su compañero Watson, conocida en su conjunto como «canon holmesiano», consta de cuatro novelas y cincuenta y seis relatos recogidos en varios tomos:10

Colecciones de relatos
Novelas[editar]

Cronistas

La mayoría de las aventuras y relatos de Sherlock Holmes están narradas por su amigo el doctor J. H. Watson, a excepción de seis relatos en particular. La aventura de la melena del león La aventura del soldado de la piel descolorida están narrados por el propio Holmes quien cuenta lo sucedido desde su perspectiva. La piedra de Mazarino es una de las últimas experiencias del afamado detective, y está narrada por un narrador omnisciente. Igual sucede en Su último saludo en el escenario. Tanto La corbeta «Gloria Scott» como El ritual de los Musgrave son casos policiales anteriores a la asociación con el doctor Watson. A pesar de que Watson las escribió, fue Holmes quien se las contó a título anecdótico de sus primeros tiempos como detective. El resto de sus aventuras y relatos sí fueron narrados por el doctor John H. Watson.

Sherlock Holmes siempre criticaba a su compañero de aventuras porque no separaba  los hechos significativos de los detalles innecesarios que distraían al lector. Sin embargo, en cuanto se ve él mismo en la tesitura de redactar sus aventuras, reconoce que el asunto tiene sus dificultades y que tal vez juzgó con demasiada severidad la redacción «florida» de Watson.

Sherlock Holmes como icono popular

benedict cumberbatch como Sherlock Holmes
Benedict Cumberbatch encarna al detective en la serie de la BBC «Sherlock» de gran popularidad.

Sherlock Holmes​ ha sido llevado muchas veces al cine y al teatro y también aparece en novelas, relatos, historietas, dibujos animados y series de televisión, con los más diversos grados de fidelidad al espíritu del personaje que es ya todo un icono de la cultura popular.

Entre los actores más aplaudidos se encuentran Benedict CumberbatchRobert Downey Jr.Basil Rathbone, quien, con Nigel Bruce, constituyeron el ícono referencial en el ámbito del cine; Peter CushingRobert Stephens y Jeremy Brett, quizás el mejor Sherlock Holmes de la pequeña pantalla debido a su grado de fidelidad en Las Aventuras de Sherlock Holmes.

Entre las historietas, destacan versiones cómicas como las españolas Las extrañas aventuras de Sherlock López y Watso de Leche (1943) de Gabriel Arnao Crespo o Sir Tim O’Theo (1970) de Raf.​ También apareció brevemente en el 50 aniversario de Detective Comics (número 572, agosto de 1980) junto a Batman, el personaje más popular de la publicación (y cuyo método deductivo guarda a veces similitudes con el personaje de Arthir Conan Doyle).

En cuanto a las novelas, Sherlock Holmes vuelve a aparecer como personaje secundario en la saga Sherlock Holmes y los Irregulares de Baker Street. Las novelas, escritas por Tracy Mack y su esposo Michael Citrin, se centran en el grupo de huérfanos (Los Irregulares de Baker Street), quienes ayudan a Holmes en varias de las novelas originales.

En 2004 Serlock Holmes fue tomado como fuente de inspiración en la serie televisiva estadounidense House, sobre el irreverente doctor del mismo nombre. No sólo comparte parecido en el nombre, sino también en su personalidad excéntrica y unos métodos muy similares a la hora de resolver sus casos. Como un guiño a los espectadores, los guionistas alojan al Dr. House en el 221B, y también comparte la dependencia a las drogas (Vicodine/cocaína al 7 %). Su mejor amigo, James Wilson, también comparte similitud en el nombre con John Watson, amén de tener la misma profesión: médico.

En diciembre del 2009 se estrenó la nueva película sobre las aventuras de Sherlock Holmes dirigida por Guy Ritchie y que cuenta con la participación de Robert Downey Jr. (Holmes), Jude Law (Watson) y Rachel McAdams (Adler).

Del 2010 a la fecha, la BBC produce serie sobre Sherlock Holmes, titulada Sherlock aunque ambientada en la actualidad. Cuenta con la participación de Benedict Cumberbatch como Sherlock Holmes, y Martin Freeman como Watson. 

En 2012, la cadena televisiva CBS inició una nueva serie, Elementary, donde un Sherlock Holmes (Jonny Lee Miller) en el presente año se muda a Nueva York después de estar en rehabilitación de un problema con drogas. En esta serie, se presenta a Watson como una mujer, la excirujana Joan Watson (Lucy Liu).

Madrid Days
Holmes y Watson en versión Garci.

En 2012 se estrenó en España una rareza llamada Holmes & Watson. Madrid Days de José Luis Garci. La historia trata sobre un viaje del detective y su acompañante a la capital de España, Madrid. Aquí tratarán de averiguar si Jack el Destripador se encuentra en la ciudad (!!!).

En 2015 se estrenó Mr. Holmes, dirigida por Bill Condon, en la que se cuenta la vida de un avejentado Sherlock en 1947, con 93 años de edad, disfrutando su retiro criando abejas e intentando resolver el enigma del caso que le hizo abandonar su profesión 35 años atrás. Sherlock está interpretado por sir Ian McKellen.

Novela Histórica

Arthur Conan Doyle se sentía mucho más orgulloso de sus novelas históricas que de las policiacas. Sin embargo, estas no tuvieron tanto éxito.

La primera novela histórica (y segunda en total) de Arthur Conan Doyle fue publicada cuando el autor acababa de llegar a la treintena. En 1889 se editó Micah ClarkeArthur Conan Doyle aborda en esta obra la historia de su propio país. Retrata además unos sucesos relativamente poco conocidos: la rebelión de Monmouth, en 1685.

Portada novela Micah Clarke
Una de las primeras ediciones de la novela Micah Clarke

El protagonista, que da nombre al libro, es un joven aventurero que se ve envuelto en un intento de derrocamiento del rey católico Jacobo II y que fue impulsado por el duque de Monmouth. Micah Clarke no sólo combate en la batalla de Sedgemoor, que sirve como epílogo a la rebelión, sino que presencia la ejecución del propio duque rebelde. La novela recoge el trasfondo religioso de los hechos, tema no baladí si tenemos en cuenta que el propio Conan Doyle era católico.

La Compañía Blanca (1891) es, seguramente, la novela histórica más famosa de sir Arthur Conan Doyle. Publicada un par de años después de Micah Clarke, el autor retrocede hasta el siglo XIV, en concreto a la Guerra de los Cien Años, para hablar de una brigada de arqueros que acompaña al Príncipe Negro en su incursión por España para tomar parte en la Primera Guerra Civil Castellana y que tiene su clímax en la batalla de Nájera.

En 1892, Doyle publicó La Gran Sombra. Se trata de una novela situada en la frontera entre Inglaterra y Escocia, en la que se hace visible la influencia de Napoleón. La sombra del título hace referencia a la del propio estadista francés, no hay que olvidar que Conan Doyle era francófilo confeso.

En 1893 sacó al mercado Los Refugiados, donde recoge el conflicto hugonote en la Francia de Luis XIV.

En 1906 escribiría Sir Nigel, que no es sino una precuela de La Compañía Blanca. Como en los anteriores casos, de nuevo una batalla sirve como clímax de la novela. En este caso se trata de la de Poitiers, en la que un joven Nigel Loring, escudero de John Chandos, mano derecha del Príncipe Negro, tiene un papel fundamental a la hora de decantar la victoria para los ingleses.

Si la Edad Media era una de las épocas favoritas de Arthur Conan Doyle, la época napoleónica no le fue a la zaga. Llegados a este punto, hay que hablar de Étienne Gerard, el brigadier francés cuyas aventuras glosó el autor escocés en dos colecciones de relatos cortos y una novela: Las Hazañas del Brigadier Gerard (1896), Las Aventuras del Brigadier Gerard (1903) y La Boda del Brigadier (1910). Pese a estar escritas desde el punto de vista del eterno enemigo de Gran Bretaña, Conan Doyle, no ahorra en los ingredientes de otros trabajos del género: romance, valentía, malvados villanos, intrigas… El mismísimo Napoleón Bonaparte asoma en las páginas de estas obras, que han dado pie a películas y a otras obras.

The adventures of Gerard
Portada recopilación de relatos «Las aventuras de Gerard»

Enmarcadas dentro de los relatos históricos, Arthur Conan Doyle escribió una serie de Historias de Piratas en las que luce su dominio sobre el tema de la navegación en unos breves relatos protagonizados por el cruel y sanguinario pirata Sharkey. Por su parte en Historias de la Antigüedad muestra sus conocimientos en las primeras civilizaciones de la Humanidad. Breves obritas ambientadas en la antigua Roma en las que Arthur Conan Doyle retrata con maestría hechos como la retirada de la última legión romana de Britania, la figura del emperador Maximino el Tracio (el primero que reinó sin pisar Roma), la llegada de los hunos a Europa. También la apasionante figura de la emperatriz bizantina Teodora, la curiosa escena en la que un iconoclasta mutila una Venus de Praxíteles, el testimonio de un hombre que conoció a Mahoma y sobre todo, en un alarde de imaginación, el encuentro ficticio entre el rey David y el héroe griego Ulises.

Las novelas de ciencia ficción

The Lost World
Arthur Conan Doyle fue un autor muy prolífico, como demuestran sus novelas de Ciencia Ficción

George Edward Challenger, el profesor Challenger, fue el personaje central en una serie de historias de ciencia ficción escritas por sir Arthur Conan Doyle. Apareció por primera vez en la novela The lost world, que describe una expedición a una aislada meseta en Sudamérica donde continúan viviendo criaturas prehistóricas como dinosaurios.

  • El mundo perdido (1912).
  • La zona ponzoñosa (1913). The Poison Belt. Madrid, Debate, 1982.
  • Cuando la Tierra lanzó alaridos (1928)
  • La máquina desintegradora (1929)
  • La tierra de la niebla (1926). The Land of Mist.

Agatha Christie, la reina del suspense

Agatha Christie

Introducción

Agatha Christie es una escritora inglesa del género policíaco, sin duda una de las más prolíficas y leídas del siglo XX. Hija de un financiero de Nueva York que murió cuando ella tenía once años de edad, recibió educación privada hasta la adolescencia y después estudió canto en París.

Agatha Christie pop
Agatha Chrisite forever

Se dio a conocer como escritora en 1920, cuando Agatha Christie contaba con 30 años, con El misterioso caso de Styles. En este primer relato aparece ya el famoso investigador Hércules Poirot, al que pronto alternaría con Miss Marple, una perspicaz señora de edad avanzada.

En 1928 se divorció de Archibald Christie. Sumida en una larga depresión, protagonizó una desaparición enigmática: una noche de diciembre de 1937 su coche apareció abandonado cerca de la carretera, sin rastros de la escritora. Once días más tarde se registró en un hotel con el nombre de la amante de su marido. Fue encontrada por su familia y se recuperó tras un tratamiento psiquiátrico.

En 1939 contrajo matrimonio con el arqueólogo Max Mallowan, a quien acompañó en sus expediciones a Irak y Siria. Esas estancias inspiraron varios de sus novelas más famosas, como Asesinato en la Mesopotamia (1930), Muerte en el Nilo (1936) y Cita con la muerte (1938).

El éxito de sus obras promovió que la propia Agatha Christie las adaptara al teatro. Diversas de ellas han sido llevadas al cine también. Entre sus títulos más populares se encuentran Asesinato en el Orient-Express (1934), Muerte en el Nilo (1937) y Diez negritos (1939). En su última novela, Telón (1974), la muerte del personaje Hércules Poirot concluye una carrera ficticia de casi sesenta años.

Agatha Christie ha tenido admiradores y pero también detractores entre escritores y críticos. Se le acusa de conservadurismo, racismo y chovinismo por su exaltación de la superioridad británica. Pero se le reconoce también su habilidad para la recreación de ambientes rurales y urbanos de la primera mitad del siglo XX de las Islas Británicas, su oído para el diálogo, la verosimilitud de las motivaciones psicológicas de sus asesinos, e incluso su radical escepticismo respecto de la naturaleza humana: cualquiera puede ser un asesino, hasta la más apacible dama de un cuidado jardín de rosas de Kent.

Además de investigadores ocasionales, como un voluminoso y burocrático detective, imitación del míster Pond de G. K Chesterton, o una pareja de jóvenes espías ingleses adiestrados en la Primera Guerra Mundial, inventó dos de los detectives más famosos del género: Hércules Poirot, belga residente en Londres, ayudado por un inepto coronel Hastings que homenajea al Watson de Arthur Conan Doyle. También Miss Marple, una solterona chismosa que descubre, mediante sorprendentes analogías, la autoría de crímenes misteriosos.

Agatha Christie fue también autora teatral de éxito, La ratonera Testigo de cargo son buen ejemplo de ello. La primera, estrenada en 1952, se representó en Londres ininterrumpidamente durante más de veinticinco años; la segunda fue llevada al cine en 1957 en una magnífica versión dirigida por Billy Wilder. Escribió novela de corte sentimental bajo el seudónimo, Mary Westmaccot, sin demasiado éxito. En 1971 fue nombrada Dama del Imperio Británico. Falleció por causas naturales en 1976.

Agatha Chrisite aparece en el Libro Guinness de los Récords como la novelista con más éxito de todos los tiempos. Se estima que se han vendido dos mil millones de copias de sus obras, posicionándose sus trabajos como los terceros más vendidos en el mundo, solo por detrás de las obras de William Shakespeare y la Biblia.​ Según el Index Translationum, Christie es la autora individual más traducida, con ediciones en al menos 103 idiomas. En 2013, su obra El asesinato de Roger Ackroyd fue elegida como la mejor novela de crimen de todos los tiempos por 600 miembros de la Asociación de Escritores de Crimen.

Agatha Christie no es la escritora que más fascina a un servidor. Pero valoro su ingenio, su capacidad de trabajo, el poder evocador de ambientes pasados y el haber sabido destacar en un mundo absolutamente masculino en una época en la que las mujeres eran considerasdas poco más que muebles.

Biografía

Agatha Mary Clarissa Miller nació el 15 de septiembre 1890 en el seno de una familia de clase media alta en TorquayDevon, al sudoeste de Inglaterra.​ Su madre, Clara Boehmer, originaria de Belfast. La mala situación financiera familiar hizo que sus padres enviaran a Clara a vivir a Sussex Occidental con su tía Margaret Miller, casada desde 1863 con un norteamericano millonario, Nathaniel Frary Miller. Ahí conoció a su futuro esposo, Frederick Alvah Miller, un agente de bolsa estadounidense e hijo de su padrastro.

El señor Miller (hijo) agradable y amable desarrolló una relación amorosa con Clara, con quien se casó en abril de 1878.​ El matrimonio tuvo tres hijos, Agatha Mary Clarissa, Margaret «Madge» Frary (1879-1950) y Louis «Monty» Montant Miller (1880-1929). Agatha nació en una villa de Torquay llamada «Ashfield», adquirida por su madre.

Infancia y juventud de Agatha Christie

Agatha Christie joven
Voraz lectora, de niña nunca mostró interés en la escritura.

Agatha Christie en su niñez.

La infancia de Agahte Christie fue muy feliz​. Creció rodeada de mujeres fuertes e independientes. Su vida alternaba entre su casa de Devonshire y las residencias de su abuela y tías en EalingWest End y algunas partes del sur de Europa, que su familia frecuentaba durante las vacaciones de invierno. De educación cristiana, fue criada en un hogar de creencias esotéricas y, al igual que sus hermanos, estaba convencida que su madre Clara era una psíquica con percepciones extrasensoriales.​ Sus padres insistieron en que su hija recibiera una educación hogareña​ que incluía lectura, escritura y operaciones aritméticas básicas. También fue instruida acerca de la música y aprendió a tocar instrumentos como el piano y la mandolina.

Lectora voraz desde niña, entre sus libros preferidos se hallaban los infantiles escritos por la señora Molesworth. Más adelante pasó a leer versos surrealistas de Edward Lear y Lewis Carroll. Si bien pasaba mucho tiempo con sus mascotas, gran parte de su infancia transcurrió en soledad y aislada de otros niños. A pesar de eso, Christie logró relacionarse con un grupo de niñas en Torquay. Señaló que «uno de los mejores momentos de mi existencia» fue su aparición en una producción operística juvenil de Gilbert y SullivanThe Yeomen of the Guard, en la que interpretó a la héroe, Fairfax, en compañía de las otras jóvenes.

Su padre enfermo del corazón, murió en noviembre de 1901 de un ataque cardiaco a los 55 años. Su muerte dejó a la familia devastada y con un futuro económico incierto. Agatha y su madre continuaron viviendo juntas en su casa de Torquay, mientras que su hermana Madge se trasladó a Cheadle Hall con su nuevo marido. Por su lado su hermano Monty se unió al ejército para luego ser enviado a Sudáfrica, donde luchó en la Guerra de los Boers.

Agatha Christie declararía más tarde que la muerte de su padre, que se produjo cuando contaba con once años, marcó el fin de su infancia. En 1902, Agatha comenzó a recibir una educación formal en la Escuela de Niñas de la Señorita Guyer en Torquay pero encontró dificultades para adaptarse al régimen disciplinario. En 1905, fue enviada a París, donde estudió en tres entidades, Mademoiselle Cabernet, Les Marroniers y la de la señorita Dryden.

Agatha Chrisite bailando
Una joven Agatha Christie y amigas durante una representación escolar. (Lo interesante de la foto es descubrir cual de estas beldades es nuestra protagonista).

juventud. Primera Guerra Mundial

En 1910, cuando contaba con 20 años, regresó a Torquay. Su madre estaba enferma y ambas decidieron pasar tiempo juntas en un lugar de clima más templado. Se marcharon a El Cairo, donde se alojaron durante tres meses en el Gezirah Palace Hotel. Fue entonces cuando visitó monumentos egipcios antiguos como la Gran Pirámide de Giza pero no mostró interés en ese momento por la arqueología y egiptología que llegaron a ser un aspecto relevante en su obra años más tarde.​ De regreso a Gran Bretaña, continuó con sus actividades sociales, la escritura y la realización de teatro para aficionados. Algunas de sus primeras obras fueron publicadas pero Agaltha Christie no intentó en ningún momento centrar su futuro profesional en la escritura. ​

Mientras se recuperaba en la cama de una enfermedad, escribió su primer cuento, The House of Beauty, que versaba sobre el mundo de «la locura y los sueños». El biógrafo Janet Morgan comentó más tarde que a pesar de desaciertos de estilo, la historia era convincente.​ La mayoría de sus relatos posteriores, en especial The Call of Wings y The Little Lonely God, reflejaban su interés por el espiritismo y lo paranormal. Muchos de estos textos primerizos fueron rechazados. Más adelante la propia Agatha Christie los revisaría y serían presentados como nuevos.​

Su primera novela, Snow Upon the Desert, está basada en sus recientes experiencias en El Cairo. Tras la negativa de varias editoriales, pidió consejo a un amigo de la familia, el escritor Eden Philpotts. Este le alentó a que continuara con su obra y le presentó a su agente literario, Hughes Massie. Sin embargo, Massie también rechazó Snow Upon the Desert y sugirió la preparación de una segunda novela.

Tuvo breves relaciones infructuosas hasta que conoció a Archibald «Archie» Christie (1889-1962). Se trataba de un aviador de la Royal Flying Corps nacido en la India hijo de un juez civil. Ambos se enamoraron rápidamente y, al enterarse de que sería destinado a Farnborough, le propuso matrimonio, propuesta que Agatha aceptó.​

En 1914 estalla la Primera Guerra Mundial. Archie fue enviado a Francia para combatir a las fuerzas alemanas.​ Agatha se unió a la Voluntary Aid Detachment (VAD),​ donde atendió soldados heridos en el Hospital de Torquay. Definió su labor de enfermera como «uno de los trabajos más gratificantes que cualquiera pueda tener». ​También actuó como dispensadora hospitalaria para la Cruz Roja. Su trabajo ahí tuvo cierta influencia en su obra ya que muchos de los asesinatos que relató se llevaron a cabo con venenos. Finalmente, Archie fue enviado de regreso a Gran Bretaña en septiembre de 1918 como coronel en el Ministerio del Aire y ambos se instalaron en un apartamento en el número 5 de Northwick Terrace al noroeste de Londres.

Agatha Christie enfermera
Agatha Christie como enfermera durante la Primera Guerra Mundial.

Primeras novelas

Agatha Christie era lectora de relatos detectivescos. Le gustaron La dama de blanco La piedra lunar de Wilkie Collins así como las primeras historias de Sherlock Holmes de Arthur Conan Doyle.  Inspirada por dichas obras, en 1920 escribió su primera novela policíaca, El misterioso caso de Styles, donde presentó al detective Hércules Poirot retratado como un exoficial de la policía belga que se había refugiado en Gran Bretaña después de la invasión alemana en Bélgica. Sus catos característicos eran «magníficos bigotes» y su cabeza en forma de huevo.

La novela fue rechazada por seis editoriales. John Lane en The Bodley Head tras varios meses de análisis se ofreció a publicarla si Christie modificaba el final. Firmó un contrato para una tirada de 2000 copias.​ Según The Times Literary Supplement, «el único defecto que tiene esta historia es que es casi demasiado ingeniosa… Se dice que es el primer libro de la autora y… una historia de detectives en la que el lector no sería capaz de localizar al criminal».​

En agosto de 1919, Christie había dado a luz a su hija Rosalind en Ashfield, donde el matrimonio pasaba gran parte de su tiempo. Archie salió de la Fuerza Aérea hacia el final de la guerra y comenzó a trabajar en el sistema financiero de Londres con un salario mas bien modesto.

La segunda novela de Christie, El misterioso señor Brown (1922), publicada por The Bodley Head, contó con una nueva pareja de detectives, Tommy y Tuppence Beresford. Una tercera novela, Asesinato en el campo de golf (1923), tuvo nuevamente a Poirot como protagonista al igual que los cuentos encargados por Bruce Ingram, director de la revista Sketch.​ The Times Literary Supplement comparó los métodos de detección de Poirot con los de Sherlock Holmes y concluyó favorablemente que el libro «ofrece al lector un misterio apasionante de tipo poco común».​ Por su parte, The New York Times Book Review señaló que «aquí hay una muy buena historia de detectives que puede ser cálidamente recomendada a los que les gusta ese tipo de ficción». El matrimonio dejó a su hija Rosalind con la madre y la hermana de Agatha para luego viajar por SudáfricaAustraliaNueva Zelanda y Hawai con el de promocionar la Exhibición del Imperio Británico.

Ausencia de agatha christie

A finales de 1926, Archie reveló que estaba enamorado de otra mujer, Nancy Neele,​ y solicitó el divorcio. El 3 de diciembre de 1926, Christie y Archibald mantuvieron una discusión y él abandonó su residencia de Berkshire para pasar el fin de semana con su amante en Surrey. Esa misma noche, Agathe Christie desapareció. Dejó una carta a su secretaria en la que le informaba que estaría en Yorkshire.

Anuncio desaparición Agatha Christie
La desaparición de Agatha Christie tuvo al Reino Unido en vilo. Nunca se aclaró que pasó durante esos 10 días.

Su automóvil fue encontrado más tarde en Newlands Corner, al lado de un lago cercano a Guildford, junto con prendas de ropa y un permiso de conducir caducado. El hecho provocó una severa conmoción entre sus seguidores y atrajo la atención de la prensa. El ministro del Interior, William Joynson-Hicks, presionó a la policía y un periódico ofreció 100 libras como recompensa para quien pudiera dar información sobre el paradero de la escritora. Más de mil agentes de policía, 15.000 voluntarios y varios aviones rastrearon la zona rural. Sir Arthur Conan Doyle entregó uno de los guantes de Christie a un médium para que la encontrara.

La noticia apareció en la primera plana de The New York Times. A pesar de la intensa búsqueda, no fue encontrada hasta once días después del hecho.​ El 14 de diciembre de 1926, fue identificada como una huésped del Swan Hydropathic Hotel en Harrogate, donde se registró como Teresa Neele —el apellido de la amante de su marido—. La escritora no sabía por qué estaba ahí y tampoco fue capaz de reconocer a su marido cuando este llegó a su encuentro. Recibió tratamiento psiquiátrico en Harley Street.

Christie nunca dio explicaciones con respecto a su desaparición.​ Aunque dos médicos por entonces le diagnosticaron fuga psicogénica, la opinión en cuanto a las razones de su desaparición continúa dividida. Una indica que habría sufrido una crisis nerviosa ocasionada por su propensión a la depresión, agravada por la muerte de su madre a principios de año y la infidelidad de su marido. Otra parte del creyó que Agatha Christie había fingido su desaparición como truco publicitario o para hacerle creer a la policía que su esposo la había matado.

El autor Jared Cage entrevistó a múltiples testigos y familiares de la escritora para su libro biográfico, Agatha Christie y los 11 días perdida. Una gran cantidad sugirió que la escritora llevó a cabo su desaparición intencionalmente como venganza a Archibald sin imaginar la notoriedad pública que tomaría el hecho. La película de Michael Apted de 1979, Agatha, protagonizada por Vanessa RedgraveDustin Hoffman y Timothy Dalton, recreó a una Christie planificando su suicidio para culpar a la amante de su marido por «asesinato». Un periodista estadounidense, interpretado por Hoffman, la sigue de cerca y detiene su plan.

Vanessa Redgrave como Agatha Christie
Vanessa Redgrave, una favorecida Agatha para el cine.

Los Christie se divorciaron en 1928, Archie se casó al poco tiempo con Nancy Neele y Agatha recibió la custodia de su hija Rosalind. Durante su matrimonio, publicó seis novelas, una colección de historias cortas y una serie de cuentos en revistas. Madre e hija se trasladaron a España, a las islas Canarias, donde terminó de redactar El misterio del tren azul.

A finales de 1928, Agatha escribió su primera novela bajo el seudónimo de Mary Westmacott, El pan del gigante, que no pertenece al género policiaco sino que versa sobre un compositor obligado a trabajar por razones financieras.

Éxito

Su primer gran éxito llegó en 1926 con la publicación de El asesinato de Roger Ackroyd . Se comercializaron 5000 ejemplares en la primera tirada. La novela, provocó una controversia por la forma en que cambia las reglas tradicionales de la novela policíaca. Está narrada en primera persona para ocultar y al mismo tiempo revelar la identidad del asesino. En la trama, el médico rural Sheppard no sólo representa al ayudante de Poirot sino que es el responsable del asesinato. 

Según sus propias manifestaciones, lo que seducía a Agatha Christie era la necesidad de formular determinados pasajes del informe de una manera tan ambigua que no hiciera sospechar al lector. Esta refinada construcción ha convertido El asesinato de Roger Ackroyd en una de aquellas raras novelas policíacas cuya segunda lectura produce en el aficionado a este género más placer intelectual que la primera.

En 1928, publicó El misterio de Sittaford que cosechó críticas desfavorables.​

Agatha Christie decidió tomarse un respiso y partió hacia Bagdad. De ahí viajó a la zona arqueológica de Ur, donde forjó una amistad con los dirigentes de una excavación, Leonard y Katharine Wooley. Fue invitada de nuevo al año siguiente y conoció al arqueólogo Max Mallowan.​ Tras un breve noviazgo, contrajeron matrimonio en septiembre de 1930 en la isla de Skye y realizaron su luna de miel alrededor de ItaliaYugoslavia y Grecia.

Su matrimonio, a diferencia del anterior, fue fructífero y perduró hasta la muerte de la escritora en 1976.​ Ambos solían pasar los veranos en Ashfield con Rosalind, la Navidad con la familia del hermano de Mallowan en Abney Hall, los finales de otoño trabajando en excavaciones arqueológicas —principalmente en Siria e Iraq— y el resto del año en Londres y su casa de campo en WallingfordOxfordshire..

En 1930 Muerte en la vicaría. Esta novela fue la primera con Miss Marple. .representada en el Teatro de la Embajada en West EndLondresOtras obras —como Diez negritos— transcurren alrededor Torquay, donde se crió.

Su novela de 1934, Asesinato en el Orient Express, fue escrita en el Hotel Pera Palace de Estambul. Este establecimiento mantiene intacta la habitación en la que permaneció Agatha Christie como un reconocimiento a la autora. Su propiedad en Greenway se halla en la actualidad bajo cuidado del National Trust. La residencia de su cuñado James Watts en Abney Hall significó una gran influencia para la escritora a tal punto que se basó en ese lugar para confeccionar al menos dos producciones literarias, Pudding de Navidad para la colección de cuentos del mismo nombre y la novela Después del funeral.

Agatha Chrisite en Pera Palace
Agatha Chrisite en el hotel Pera Palace de Estambul, donde escribió Asesinato en el Orient Express

Segunda Guerra Mundial

Durante la Segunda Guerra Mundial, Agatha Christie desempeñó labores en la farmacia del University College de Londres, donde adquirió más conocimientos sobre  venenos. Sus estudios sobre químicos a menudo se vieron reflejados en sus historias publicadas en los años de posguerra. El jefe farmacéutico Harold Davis, posteriormente trasladado al Ministerio de Salud del Reino Unido, le informó sobre el uso del talio.  Dichos conocimientos los aplicó en El misterio de Pale Horse, (1961). Su descripción de la intoxicación con talio fue tan precisa que curiosamente ayudó a resolver un caso médico que resultó desconcertante para los especialistas.

En 1941 Agatha Christie escribió El misterio de Sans Souci, obra que le supondría cuantiosos problemas. La trama se basa en el apresamiento de los dos principales espías del régimen nazi. Uno de sus personajes, Major Bletchley, es un exoficial del Ejército Indio que afirma conocer los secretos planes de guerra de Reino Unido. A partir de entonces  la agencia de inteligencia británica MI5  empezó a investigar a Agatha Christie. Creían que tenía algún contacto que le estaba pasando información. Investigaron también a todos sus amigo y hallegados.

 De todas formas el período de guerra fue el momento álgido en la carrera de Agatha Christie. Algunas de sus obras más destacadas durante esa época fueron Cinco cerditosDiez negritosEl caso de los anónimosUn cadáver en la biblioteca y Maldad bajo el sol. Diez negritos es la novela de misterio más vendida de la historia y es considerado uno de los libros más vendidos de todos los tiempos.

vejez y muerte

Agatha Christie anciana
Agahta Christie se mantuvo activa hasta el final de sus días.

A finales de 1946, publicó Lejos de ti esta primavera, como Mary Westmacott. La novela fue duramente criticada lo que generó la decepción de la autora, que había disfrutado de la libertad de escribir sin la presión de ser Agatha Christie. A comienzos de la década de 1950, Christie disminuyó su ritmo de vida y escribió con menor asiduidad, aunque dedicó gran parte de su tiempo a producciones teatrales. Su mayor éxito, La ratonera (1952), estuvo treinta años en cartel en el Teatro St. Martin del West End y alcanzó 12.483 representaciones sólo en Londres.​

En 1955, se fundó Agatha Christie Limited con el fin de preservar los derechos de la mayoría de sus publicaciones.​ Fue una pionera entre los escritores en tomar esa decisión que fue muy criticada e incomprendida en ese momento.

En 1956 fue nombrada Comendadora de la Orden del Imperio Británico. Un año más tarde se convirtió en presidenta del Detection Club. En 1961 recibió el doctorado honorario de la Universidad de Exeter y en 1971, la reina Isabel II la promovió a Dama Comendadora de Imperio Británico.

Desde 1971 a 1974, la salud de Christie se deterioró considerablemente aunque continuó trabajando. Su última aparición pública data de 1974 cuando asistió al estreno de la versión cinematográfica de Asesinato en el Orient Express protagonizada por Albert Finney. La última historia con Poirot, Telón, fue publicada en diciembre de 1975, mientras que el último libro con Miss Marple, Un crimen dormido, fue lanzado en octubre de 1976 aunque ambos estaban redactados desde los años 40. En enero de 1976, Christie sufrió un severo estado gripal y,​ ante el debilitamiento de su estado físico, otorgó los derechos de autor de La ratonera a su nieto.

Tumba de Agatha Christie
Tumba de Agatha Christie en Cholsey.

Christie falleció de causas naturales el 12 de enero de 1976 a los 85 años en su residencia Winterbrook House de Wallingford.​ Sus restos fueron inhumados en el cementerio de Santa María en Cholsey.​ La única hija de Agatha  Christie, Rosalind Margaret Hicks, murió el 28 de octubre de 2004 a la misma edad y de las mismas causas que su madre. Su nieto, Mathew Prichard, nacido en 1943, heredó los derechos de algunas obras de su abuela y en la actualidad es presidente de Agatha Christie Limited.

Producción literaria

Agatha Christie
Agatha Christie era una trabajadora infatigable.

Christie publicó 66 novelas policiacas además de obras de teatro, seis novelas románticas, historias cortas, un libro infantil y dos autobiografías publicadas después de su muerte. Una resume su vida profesional y privada hasta 1965, y otra que relata sus experiencias en Medio Oriente junto a su esposo.

Una de sus facetas menos conocidas fue la poesía, género al que se dedicó en sus años de adolescencia y durante la Primera Guerra Mundial. Su primera colección de poemas y baladas, El camino de los sueños, publicada en 1924, es significativa para sus seguidores ya que contiene el personaje de Arlequín y otros de la Comedia del arte italiana. Una segunda colección de poesía fue publicada en 1973 bajo dos secciones, una con versos de 1924 y otra con 27 composiciones centradas en lugares que Christie había visitado, la nostalgia por la infancia, el arte y la belleza.

También publicó seis novelas románticas bajo el seudónimo de Mary Westmacott, la primera en 1930 y la última en 1956. Utilizó ese apelativo debido a su carácter introvertido y su dificultad para expresar emociones y sentimientos. Las dos primeras obras de este género tuvieron tono autobiográfico.

Su obra se puede estructuras de la siguiente manera.

  • 6 novelas de romance.
  • 23 obras de teatro, de los cuales:
    • 17 fueron escritas por ella misma.
    • 6 fueron escritas por terceros, basadas en sus novelas.
  • 3 libros de poemas e historias para niños.
Novelas de Agatha Christie
La producción literaria de Agatha Christie es cuantiosa.

Narrativa

Novelas (como Agatha Christie)

Año Título Título original Detective/s
1920 El misterioso caso de Styles The Mysterious Affair at Styles Hércules Poirot y el Capitán Hastings
1922 El misterioso señor Brown The Secret Adversary Tommy y Tuppence Beresford
1923 Asesinato en el campo de golf The Murder on the Links Hércules Poirot y el Capitán Hastings
1924 El hombre del traje marrón The Man in the Brown Suit Coronel Race
1925 El secreto de Chimneys The Secret of Chimneys Superintendente Battle
1926 El asesinato de Roger Ackroyd The Murder of Roger Ackroyd Hércules Poirot
1927 Los cuatro grandes The Big Four Hércules Poirot y el Capitán Hastings
1928 El misterio del tren azul The Mystery of the Blue Train Hércules Poirot
1929 El misterio de las siete esferas The Seven Dials Mystery Superintendente Battle
1930 Muerte en la vicaría The Murder at the Vicarage Miss Marple
1931 El misterio de Sittaford The Sittaford Mystery
1931 El enigmático señor Quin The Mysterious Mr. Quin
1932 Peligro inminente Peril at End House Hércules Poirot y el Capitán Hastings
1933 La muerte de Lord Edgware Lord Edgware Dies Hércules Poirot y el Capitán Hastings
1934 Asesinato en el Orient Express Murder on the Orient Express Hércules Poirot
1934 La trayectoria del bumerán Why Didn’t They Ask Evans? o The boomerang clue
1935 Tragedia en tres actos Three Act Tragedy Hércules Poirot
1935 Muerte en las nubes Death in the Clouds Hércules Poirot
1936 El misterio de la guía de ferrocarriles The A.B.C. Murders Hércules Poirot y el Capitán Hastings
1936 Asesinato en Mesopotamia Murder in Mesopotamia Hércules Poirot
1936 Cartas sobre la mesa Cards on the Table Hércules Poirot y el Superintendente Battle
1937 El testigo mudo Dumb Witness o Poirot loses a client Hércules Poirot y el Capitán Hastings
1937 Muerte en el Nilo Death on the Nile Hércules Poirot
1938 Cita con la muerte Appointment with Death Hércules Poirot
1939 Navidades trágicas Hercule Poirot’s Christmas Hércules Poirot
1939 Matar es fácil Murder is Easy Superintendente Battle
1939 Diez negritos Ten Little Niggers/And Then There Were None
1940 Un triste ciprés Sad Cypress Hércules Poirot
1940 La muerte visita al dentista One, Two, Buckle My Shoe Hércules Poirot
1941 Maldad bajo el sol Evil Under the Sun Hércules Poirot
1941 El misterio de Sans Souci N or M? Tommy y Tuppence Beresford
1942 Un cadáver en la biblioteca The Body in the Library Miss Marple
1942 Cinco cerditos Five Little Pigs Hércules Poirot
1943 El caso de los anónimos The Moving Finger Miss Marple
1944 Hacia cero (Hora cero) Towards Zero Superintendente Battle
1945 La venganza de Nofret Death Comes as the End
1945 Cianuro espumoso Sparkling Cyanide Coronel Race
1946 Sangre en la piscina The Hollow Hércules Poirot
1948 Pleamares de la vida Taken at the Flood Hércules Poirot
1949 La casa torcida Crooked House
1950 Se anuncia un asesinato A Murder is Announced Miss Marple
1951 Intriga en Bagdad They Came to Baghdad
1952 La señora McGinty ha muerto Mrs McGinty’s Dead Hércules Poirot
1952 El truco de los espejos They do it with mirrors Miss Marple
1953 Un puñado de centeno A Pocket Full of Rye Miss Marple
1953 Después del funeral After the Funeral Hércules Poirot
1955 Destino desconocido Destination Unknown
1955 Asesinato en la calle Hickory Hickory Dickory Dock Hércules Poirot
1956 El templete de Nasse-House Dead Man’s Folly Hércules Poirot
1957 El tren de las 4:50 4.50 from Paddington Miss Marple
1958 Inocencia trágica Ordeal by Innocence
1959 Un gato en el palomar Cat Among the Pigeons Hércules Poirot
1961 El misterio de Pale Horse The Pale Horse
1962 El espejo se rajó de lado a lado The Mirror Crack’d from Side to Side Miss Marple
1963 Los relojes The Clocks Hércules Poirot
1964 Misterio en el Caribe A Caribbean Mystery Miss Marple
1965 En el hotel Bertram At Bertram’s Hotel Miss Marple
1966 La tercera muchacha Third Girl Hércules Poirot
1967 Noche eterna Endless Night
1968 El cuadro By the Pricking of My Thumbs Tommy y Tuppence Beresford
1969 Las manzanas Hallowe’en Party Hércules Poirot
1970 Pasajero a Frankfurt Passenger to Frankfurt
1971 Némesis Nemesis Miss Marple
1972 Los elefantes pueden recordar Elephants Can Remember Hércules Poirot
1973 La puerta del destino Postern of Fate Tommy y TuppenceBeresford
1975 Telón Curtain Hércules Poirot y el Capitán Hastings
1976 Un crimen dormido Sleeping Murder Miss Marple
Mansión Agatha Christie en Greenway
Mansión Agatha Christie en Greenway

Recopilación de cuentos

Agatha Christie escribió 64 relatos recogidos en los siguientes volúmenes.

Fecha Nombre Nombre original
1924 Poirot investiga Poirot Investigates
1929 Matrimonio de sabuesos Partners in Crime
1932 Miss Marple y trece problemas The Thirteen Problems
1934 Parker Pyne investiga Parker Pyne investigates
1934 El misterio de Listerdale The Listerdale Mystery
1937 Asesinato en Bardsley Mews Murder in the Mews
1939 Problema en Pollensa The Regatta Mystery and Other Stories
1947 Los trabajos de Hércules The Labours of Hercules
1948 Testigo de cargo Witness For The Prosecution and Other Stories
1950 Tres ratones ciegos y otras historias Three Blind Mice and Other Stories
1951 Ocho casos de Poirot The Under Dog and Other Stories
1960 Pudding de Navidad The Adventure of the Christmas Pudding
1966 Poirot infringe la ley The Veiled Lady/The Hound of Death/Double Sin
1974 Primeros casos de Poirot Poirot’s Early Cases
1997 Un dios solitario y otros relatos While the Light Lasts and Other Stories

Inéditos en español

Fecha Nombre Nombre original
1933 El podenco de la muerte y otras historias The Hound of Death
1961 Doble culpabilidad y otras historias Double Sin and Other Stories
1971 La bola dorada y otras historias The Golden Ball and Other Stories
1979 Últimos casos de Miss Marple y otras dos historias Miss Marple’s Final Cases and Two Other Stories
1997 El juego de té Arlequín y otras historias The Harlequin Tea Set and Other Stories

Novelas sentimentales (Como Mary Westmacott)

A fin de no dañar su marca personal, Agatha Christie usó el seudónimo de Mary Westmacott​ para publicar novelas de romanticas.

Fecha Nombre Nombre original
1930 Un amor sin nombre Giant’s Bread
1934 Retrato inacabado Unfinished Portrait
1944 Lejos de ti esta primavera Absent in the Spring
1948 La rosa de sangre The Rose and the Yew Tree
1948 Una hija es una hija A Daughter’s a Daughter
1956 La carga The Burden

teatro

Escritas por Agatha Christie 

Agatha Christie, a lo largo de su carrera, escribió un total de 17 obras de teatro, algunas basadas en sus libros, y otras con historias completamente nuevas.

Fecha Nombre Nombre original
1930 Café solo
Novelizada por Charles Osborne en 1998
Black Coffee
1943 Diez negritos
Basada en su libro Diez negritos.
And Then There Were None
1944 Asesinato en el Nilo
Basada en su libro Muerte en el Nilo.
Murder on the Nile/Hidden Horizon
1945 Cita con la muerte
Basada en su libro Cita con la muerte.
Appointment With Death
1951 Sangre en la piscina
Basada en su libro Sangre en la piscina.
The Hollow/The Suspects
1952 La ratonera
Basada en su relato Tres ratones ciegos.
The Mousetrap
1953 Testigo de cargo
Basada en su libro Testigo de cargo.
Witness for the Prosecution
1954 La telaraña
Novelizada por Charles Osborne en 2000.
The Spider’s Web
1956 Una hija es una hija
Escrita a finales de 1930. Representada una sola vez. Nunca se publicó.
Su libro A Daughter’s a Daughter está basado en esta obra.
A Daughter’s a Daughter
1956 Hacia cero
Basada en su libro Hacia cero. Co-escrita con Gerard Verner
Towards Zero
1958 Veredicto Verdict
1958 Una visita inesperada
Novelizada por Charles Osborne en 1999.
The Unexpected Guest
1960 Los ojos que vieron la muerte
Basada en su libro Cinco cerditos.
Go Back for Murder
1962 Regla de tres
Que comprende Afternoon at the SeasideThe Rats y The Patient.
Rule of Three
1972 Tres violinistas
Originalmente Fiddlers Five, nunca se publicó.
Fiddlers Three
1973 Akenatón
Escrita en 1937.
Akhnaton
2003 Chimneys
Escrita en 1931. Basada en su libro El secreto de Chimneys, nunca se publicó.
Chimneys

Escritas por otros

Fecha Nombre Nombre original Autor
1928 Coartada
Basada en su libro El asesinato de Roger Ackroyd,
Alibi Michael Morton
1930 El rostro del asesino Love from a Stranger Frank Vosper
1940 Peligro inminente
Basada en su libro Peligro inminente.
Peril at End House Arold Ridley
1949 Muerte en la vicaría
Basada en su libro Muerte en la vicaría.
Murder at the Vicarage Moie Charles and Barbara Toy
1981 Cartas sobre la mesa
Basada en su libro Cartas sobre la mesa.
Cards on the Table Leslie Darbon
1993 Matar es fácil
Basada en su libro Matar es fácil.
Murder is Easy Clive Exton

Obras de teatro radiofónicas

Fecha Nombre Nombre original
1937 Iris amarillo
Basada en su cuento homónimo.
Yellow Iris
1947 Tres ratones ciegos
La célebre pieza teatral La ratonera fue basada en esta obra radiofónica.
Three Blind Mice
1948 Manteca en el plato señorial Butter In a Lordly Dish
1954 Llamada personal Personal Call

Trabajos autobiográficos

Fecha Nombre Nombre original
1946 Ven y dime cómo vives Come, Tell Me How You Live
1977 Agatha Christie: Autobiografía Agatha Christie: An Autobiography

Otros trabajos publicados

Agatha Christie también escribió a lo largo de su carrera poemas y relatos infantiles.

Fecha Nombre Nombre original
1925 El camino de los sueños The Road of Dreams
1965 Una estrella sobre Belén Star Over Bethlehem and other stories
1973 Poemas Poems

Trabajos colectivos

En sus primeros tiempos, en el Detection Club se escribieron novelas colectivas, de las cuales Christie tomó parte.

Fecha Nombre Nombre original
1930 Tras el biombo Behind The Screen
1931 La primicia The Scoop
1931 El almirante flotante The Floating Admiral
Muerte en el Nilo
Muerte en el Nilo, versión cinematográfica de 1978, con Peter Ustinov y Bette Davis encabezando el elenco.

Influencias

Desde pequeña, Agatha Christie se convirtió en lectora de Walter ScottJohn MiltonAlexandre DumasJane Austen y Arthur Conan Doyle​. Alegaba que sería eficaz para olvidar los «horrores de la guerra». Si bien Christie prefería a Dickens, estaba convencida de que sería capaz de escribir historias como las de Doyle. Agatha y su hermana Madge leían sus relatos detectivescos desde la edad de ocho años. Las influencias de Doyle en Christie se presentaron en la primera novela de la escritora, El misterioso caso de Styles,​ donde se pueden apreciar algunas semejanzas entre Holmes y Poirot. A pesar de que Conan Doyle fue el autor más influyente en su obra, también lo fueron en menor medida Edgar Allan PoeAnna Katherine Green y G. K. Chesterton.

En una ocasión, Agatha Christie le comentó a su hermana Madge que se consideraba capaz de escribir una historia de detectives, a lo que Madge respondió que no podría hacerlo. Luego de leer El misterio del cuarto amarillo de Gastón Leroux, según confesó en su autobiografía, se vio «disparada por la determinación» a escribir una historia detectivesca. Y así fue como realizó su primera producción literaria de ese género. Christie reconoció el hecho de que los escritores novatos no pueden abstenerse de copiar el estilo de escritura de otro escritor al cual admiran en ese momento y señaló que la adopción del estilo de otro autor conlleva siempre a un resultado final negativo simplemente por la falta de originalidad. Según Christie, la influencia por admiración disminuye con el tiempo y admitió la importancia de que los escritores tengan un estilo de escritura propio.

Argumento y trama

Los primeros pasos de Agatha Christie en la escritura fueron realmente difíciles y a menudo pensaba que sus ideas no eran buenas. En una ocasiónd, llegó a comentar que «no hay dolor como este. Tú estás en una habitación, mordiendo lápices, mirando una máquina de escribir, caminando alrededor o lanzándote sobre un sofá, sintiendo que vas a llorar».

Christie utilizaba un cuaderno en el que anotaba las ideas iniciales del argumento junto con conceptos de venenos y artículos periodísticos relacionados con su trama. En otras ocasiones, las ideas le surgían espontáneamente.  Muchos de sus personajes fueron creados después de observar a personas en un restaurante y, excepcionalmente, a conocidos de su familia. Major Ernest Belcher, por ejemplo, era en la realidad un maestro de escuela retirado y jefe de Archie Christie, su primer esposo. Nancy Astor, la primera mujer parlamentaria Parlamento, aparece como lady Westholme en Cita con la muerte. Mientras que Katharine, la esposa de Leonard Woolley, un arqueólogo que trabajó con Max Mallowan, figuró como la señora Leidner en Asesinato en Mesopotamia. También decidió plasmarse a sí misma en uno de sus relatos a través del personaje de la escritora de misterio Ariadne Olivier.

En su autobiografía, Christie dijo que lo bueno de escribir historias de detectives es que hay muchos tipos —pasional, policial intrincado y thriller desenfadado—. Con respecto a los relatos policiales de pasión, manifestó que tienen como fin «ayudar a salvar la inocencia. Porque es la inocencia lo que importa, no la culpa».

And then there were none.
Diez Negritos se llamó en USA «And then there were none», que se podría traducir como: Y no quedó ninguno. El título original se consideró excesivamente racista.

Sobre Diez negritos Agatha Christie afirmó que la «idea le había fascinado. Escribí el libro después de una gran cantidad de planificaciones y me quedé satisfecha con el resultado final. Estaba claro, sencillo, desconcertante y sin embargo, tenía una explicación perfectamente razonable». Aunque le agradaba variar la forma establecida del relato de detectives —uno de sus primeros libros, La muerte de Roger Ackroyd, es reconocido por su particular desenlace—, ponía énfasis en «jugar limpio con el lector». Se aseguraba de ofrecer en sus relatos toda la información para resolver el enigma.

La estructura de la trama, basada en la tradición del enigma por descubrir, es siempre similar y su desarrollo está en función de la observación psicológica. Una de las características principales de la prosa detectivesca de Agatha Christie es que sus relatos se desarrollan en lo que se denomina el whodunit, lo que permite al lector ensayar hipótesis y en suma, intentar descifrar la identidad del culpable antes de acabar con la lectura del relato. La concentración de sus personajes en un espacio único es una convención del tema de detectives, la cual Christie llevó a un extremo de aislamiento en Diez negritos (1939). En algunos de sus relatos, la trama de misterio queda desplazada por la voluntad de hablar de los problemas de su tiempo, como ocurre en Pasajero a Frankfurt (1970).

Estilo

Agatha Christie escribía a mano. Alegaba que en las historias de detectives debía haber una «economía de redacción». La autora no tuvo un lugar que llamase propio para escribir hasta que adquirió su residencia de Sheffield Terrace en Londres. Hasta ese momento solía redactar a mano sus historias en distintas habitaciones para luego transcribir los borradores a máquina de escribir.

En una ocasión, Agatha Christie redactó dos libros a la vez, Un cadáver en la biblioteca y El misterio de Sans Souci, alegando que esa tarea la mantendría «más fresca». Si bien las dos historias fueron redactadas durante la Segunda Guerra Mundial, Christie manifestó no haber tenido inconvenientes para escribir durante el conflicto bélico ya que solía «desconectar» del mundo exterior y enfocarse en sus novelas.

Asesinato en el Orient Express 2018
Asesinato en el Orient Express versión 2018 con un reparto estelar.

El primer libro de la escritora, El misterioso caso de Styles, se publicó en 1920 y presentó a Hércules Poirot. El detective belga protagoniza en 33 de sus novelas y 54 relatos cortos. Otro de sus personajes más reconocidos es Miss Marple, que aparece por primera ve en El club de los martes, un cuento de 1927, y Agatha Christie se basó en su abuela, las amigas de esta y sus tías para diseñarla.

Al igual que Arthur Conan Doyle con Sherlock Holmes, Agatha​ Christie se fue cansando cada vez más de su personaje Poirot. De hecho, a finales de la década de 1930, confió en su diario personal que encontraba «insufrible» a su creación y por la década de 1960, sintió que era una «influencia egocéntrica». Sin embargo, a diferencia de Conan Doyle, se resistió a dejar a su personaje cuando todavía era muy popular, alegando que siempre se definió como «una artista cuyo trabajo consistía en producir lo que al público le agradaba».​

Nunca reunió a sus dos personajes principales, Poirot y Marple, en una misma novela. En una grabación redescubierta y lanzada en 2008, la autora expresó sus motivos: «Estoy segura de que no les agradaría encontrarse. A Hércules Poirot […] no le gustaría que le expliquen cómo hacer las cosas, o que una vieja solterona le haga sugerencias».

Poirot es el único personaje de ficción que tuvo un obituario en el periódico The New York Times tras su última aparición en Telón de 1975.​ Después del éxito de ese libro, la escritora dio permiso para publicar Un asesinato dormido a comienzos de 1976 pero murió antes de ver la novela publicada.

Sobre su obra se ha dicho: «Las aventuras de Jane Marple transcurren en general en casas de campo, entre ciudadanos irreprochables, de vida aburrida; las pequeñas intrigas de pueblo, las enemistades en sordina, los chismes, los pequeños pecados del pasado se cargan de significado cuando el crimen llega al pueblo y lo despierta. Las aventuras de Poirot, en cambio, muchas veces tienen un aire de exotismo. La señorita Marple se ocupa de atrapar a los criminales en el interior de Inglaterra; Poirot, en los confines del Imperio».

Christie creó además otros personajes, incluso antes de la aparición de Poirot y Marple. El coronel Race, un agente del servicio secreto, fue introducido junto a la pareja Beresford en la década de 1920 y apareció en cuatro novelas entre 1924 y 1945. El superintendente Battle figuró en otras cinco, entre 1925 y 1944. Tommy y Tuppence fueron incluidos en cuatro novelas y una serie de relatos cortos lanzados entre 1922 y 1973. En los años de 1930, Christie ideó a Harley Quin y su socio, el señor Satterthwaite, Parker Pyne y Ariadne Oliver. Quin y su colega, al igual que Pyne, aparecieron solamente en cuentos pero Olivier intervino en seis novelas junto a Poirot a lo largo de cuatro décadas.

Arqueología

Agatha Christie arqueóloga
Agatha Christie acompañaba a su marido Max Mallwan a sus excavaciones arqueológicas por Oriente Medio.

Christie tuvo siempre un interés por la arqueología. En un viaje a excavaciones de Ur en 1930, conoció a su segundo marido, Max Mallowan, un arqueólogo distinguido. Antes de comprometerse con Mallowan, Christie no había tenido un contacto importante con la arqueología, pero luego de casarse ambos se aseguraron de ir a sitios donde pudieran trabajar juntos.

Hace muchos años, cuando una vez le dije con tristeza a Max que era una lástima que no me hubiera acercado a la arqueología cuando era niña, a fin de estar mejor informada sobre el tema, dijo, «¿No te das cuenta de que en este momento sabes más sobre la cerámica prehistórica que cualquier otra mujer en Inglaterra?».

Agatha Christie

Mientras acompañaba a su esposo en innumerables viajes arqueológicos —llegó a pasa hasta 3-4 meses en Siria e Irak en las excavaciones de Ur, NíniveTell ArpachiyahChagar BazarTell Brak y Nimrud—, Agatha Christie no sólo escribió novelas e historias cortas sino que también colaboró en el trabajo arqueológico, más específicamente en asuntos relacionados con la restauración y la clasificación de las muestras antiguas, que incluían tareas de limpieza y conservación de delicadas piezas de marfil, la reconstrucción de cerámica, la toma de fotos de las excavaciones, el sitio y sus resultados, además de tomar notas del campo.

A fin de no influir en la financiación de las excavaciones arqueológicas, Agatha Christie siempre pagó su propia manutención, alojamiento y gastos de viaje, y sustentó excavaciones como una patrocinadora anónima.Después de la Segunda Guerra Mundial, realizó una crónica de su estancia en Siria titulada Come Tell Me How You Live (Ven y dime cómo vives), donde relató anécdotas, recuerdos y episodios divertidos.

Desde noviembre de 2001 a marzo de 2002, el Museo Británico montó una exposición llamada Agatha Christie y la arqueología: misterio en Mesopotamia, que presentaba aspectos poco conocidos de la vida de Agatha Christie y la influencia de la arqueología en su obra.

Legado y representaciones

Como una de las exponentes más representativas de la novela policiaca, se le atribuyó el apelativo de la «reina del crimen».​ El Libro Guinness de los Récords calificó a Christie como la novelista más vendida de todos los tiempos. Según el Index Translationum, Agatha Christie es la autora individual más traducida con ediciones traducidas a aproximadamente 103 idiomas.​ Diez negritos ha vendido más de 100 M ejemplares. En 2013, El asesinato de Roger Ackroyd fue elegida la mejor novela negra de todos los tiempos  la Asociación de Escritores de Crimen.

La ratonera, es la obra de teatro más representada. Se puso en cartel el 25 de noviembre 1952 y todavía continúa.

La Ratonera
La Ratonera lleva más de 65 años en cartel en Londres.

En España, sus novelas fueron extremadamente populares desde los años de 1940. Las ediciones realizadas por la Editorial Molino en su colección Biblioteca Oro fueron realmente famosas. En 2011, la escritora madrileña Ana Campoy publicó la colección infantil Las aventuras de Alfred & Agatha, en la que recreó la infancia de Christie mediante casos detectivescos junto a Alfred Hitchcock también en su niñez.

La autora Margery Allingham escribió en 1950 que Christie había entretenido a «más personas durante más horas a la vez que casi cualquier otro escritor de su generación». Por su parte El País publicó que, pese a todas las críticas posibles, la obra de la «prototípica dama del crimen […] tiene virtudes clamorosas: la armonía general del relato y el gusto por el juego cerebral».

La mayoría de sus novelas y relatos han sido adaptados al cine, televisión y teatro, algunos en más de una ocasión, como Asesinato en el Orient Express y Muerte en el Nilo. Su vida también ha sido llevaga a la pantalla. Uno de los  films más famosas   Agatha (1979) de Michael Apted. En él intent

Poirot y Miss Marple han aparecido también en numerosos filmes, programas de radio y representaciones teatrales.

Sugestión Mortal, de 1937 dirigida por Rowland V. Lee, y Diez negritos, de 1945 dirigida por René Clair, fueron las primeras adaptaciones importantes de Agatha Christie. En 1957, Billy Wilder llevó a la gran pantalla Testigo de cargo con Tyrone PowerCharles Laughton y Marlene Dietrich, basada en su obra teatral homónima. Tuvo una continuación: El tren de las 4.50 (1962, de George Pollock), cuyo éxito inició una serie de filmes centrados en los casos de Marple protagonizados por la actriz Margaret Rutherford. Otras adaptaciones se titularon Noche sin fin (1971), un ciclo rodado con figuras de Hollywood y basado enAsesinato en el Orient (1974)​ dirigida por Sidney Lumet. También Muerte en el Nilo (1978) El espejo roto (1980), dirigida por Guy Hamilton con protagonizada por Elizabeth TaylorCulpable de inocencia (1983, Desmond Davies)​ y Cita con la muerte (1988, de Michael Winner).​

A partir de 1982, se rodaron tres ciclos para televisión, uno de tres cintas sobre Miss Marple con Helen Hayes, otro sobre Hércules Poirot con Peter Ustinov y el último con Joan Hickson en el papel de Marple. Entre otras adaptaciones destaca una serie televisiva británica titulada Matrimonio de sabuesos de 1982. Existe además una serie de anime titulada Agatha Christie’s Great Detectives Poirot and Marple, que consta de 39 episodios de 25 minutos cada uno en los cuales se recrean las tramas de algunos de sus libros.

Estatua de Agatha Christie en Covent Garden, Londres
Estatua de Agatha Christie en Covent Garde, Londres.

Agatha Christie, la reina del suspense

Microhomofobia

Soportamos día a día tal cantidad de microhomofobia que llega un punto que no somos conscientes. Eso es lo que me pasó ayer.

microhomofobia

Me reuní con una agente literaria para tratar diversos temas de mi próxima novela. En un momento dado me hizo un comentario que al principio dejé pasar por alto. Era tal el aluvión de conceptos  que me estaba suministrando -todos positivos y muy valiosos, de verdad- que no caí en el trasfondo de lo que significaba esa frase. También debo admitir que no soy rápido procesando información.

Me comentó que en el texto de la contraportada de mi novela’Nada es cierto‘ debería ‘avisar’ de que el protagonista es gay. Y añadió algo así como que si no, estaba engañando al lector.

Esta mañana, repasando las notas de nuestra conversación he caído en la terrible microhomofobia que esa frase encierra. Vamos por partes, que diría Jack, el Destripador. Escribí la novela voluntariamente de manera que la sexualidad del protagonista no tuviera importancia en la trama. El prota es gay como podría no serlo porque eso en el fondo da igual. Esta es mi filosofía en la vida; la orientación sexual no importa. Lo importantes son los valores de las personas.

La novela no trata sobre los conflictos que pueda tener el protagonista con su identidad sexual o problemas derivados de la misma así que no veo porque  tendría que aparecer ese ‘aviso’ en el texto de la contraportada (que admito es muy mejorable).

Para acabarlo de arreglar me dijo que a lo mejor una señora mayor compraba la novela y una vez metida en la lectura de la misma se daba cuenta de «el pastel». Como si es pastel fuera algo repugnante de lo que hay que avisar desde el principio. Por ese mismo motivo yo podría exigir que me avisen en la contraportada de una novela de si el protagonista es heterosexual, pues me puedo ofender.

De todas esta situación, lo que más me entristece es que ni yo mismo me diera cuenta al principio del verdadero trasfondo de sus palabras. Gay como soy, tengo tan interiorizados estas pequeñas microhomofobias que las asumo como algo corriente. Como digo siempre: queda mucho por hacer.

Tony Manero y el cine para mayores.

Toni Manero

Corría el verano de 1978. Una bochornosa tarde fui a visitar a mi primo Antón que vivía en la calle Urgel con Sepúlveda. La tía Ana nos dio pan con chocolate y bajamos a la calle a merendar. Antón me llevó hasta el vestíbulo del mítico cine Urgel para que ver las fotos de la película que proyectaban. Me quedé fascinado ante aquellos afiches que mostraban coloridas imágenes de ambiente discotequero y de un Nueva York de barrio, alejado de las imágenes del sofisticado Manhattan al que el cine nos tenía acostumbrados. «Es una peli para mayores», confirmó mi primo, dando a entender que era tan fuerte como interesante. Ante nosotros desfilaban parejas y grupos que se perdían en el interior de la sala con la excitación de acudir a un gran evento. No en vano Toni Manero era la estrella del momento.
-¿Quieres ver algo chulo? -preguntó Antón.
Tiró de mi y me llevó de vuelta a su casa. Cruzamos el largo pasillo hasta la galería que daba al patio interior. Antón abrió la ventana y de pronto empezamos a escuchar la película. La cabina de proyección del cine daba también a aquel patio. En verano el proyector abría las puertas para que corriera el aire y dejaba escapar así la banda sonora de la película que se mezclaba con el sonido de las teles vecinas y los ruidos de la ciudad.
Fiebre del Sábado Noche fue mítica para mí muchos años antes de poder verla en la pantalla. Durante aquella semana estuve yendo a casa de mi primo Antón cada tarde para ‘escuchar’ la película, tanto diálogos como las canciones de los Bee Gees.

Mi tía Ana no podía comprender qué hacíamos su hijo y yo horas enteras encerrados en el lavadero.

Correctores de estilo

Máquina de escribir vieja
Qué chulas quedan estas fotos de máquinas de escribir viejas. Le dan solera a los posts.

Hace unas semanas acabé mi última novela y me estaba planteando enviarla a un corrector de estilo. Nunca he utilizado ese servicio. Hasta fecha de hoy he ido funcionando intuitivamente. Me he basado en lo que me decían mis lectores zero y los comentarios de la editorial, y con eso tiraba millas. Pero a medida que me voy metiendo más en el sector y voy conociendo pros y contras, curiosamente, me siento más inseguro de lo que escribo, así que por primera vez me planteé utilizar los servicios de un profesional de la corrección.

¿Qué es un corrector de estilo?

Ni pajolera idea. Entiendo que es alguien que te corrige el texto a nivel gramatical y ortográfico y, lo más importante, te dice qué funciona, qué no dentro de tu obra. Lo que sí me ha quedado clarísimo es que contratar a un correcto de estilo sale por una pasta. No digo que sea caro, que nadie se me ofenda, pero objetivamente suele ser un buen pellizco. Aproximadamente son 10 € cada 1000 palabras o 1,50 € cada 1000 caracteres. Yo escribo novelas largas (me salen así, qué voy a hacer), por lo que mandar a corregir esta última novela me costaría alrededor de los 1100 €. Tal como estás las cosas, lanzar esa cantidad al aire para ver qué te ofrecen, pues como que es para pensárselo. Así que decidí hacer una prueba. Escribí un relato de siete páginas y lo envié a tres correctores de estilos diferentes para ver qué me decían. Dos de ellos son de los más visibles de la red y el tercero es un conocido de un amigo.

El conocido de mi amigo me hizo una corrección ortográfica y gramatical y poco más. Me aconsejó que centrara un poco más las diferentes localizaciones que aparecen en el relato a fin de aclarar un poco la acción y poco más.

El segundo corrector me habló más de cuestiones de estilo. De cómo hacer más ágiles los diálogos, básicamente. También me proponía que cambiara el final del relato. Más que el final en sí, sugería que cambiara el orden en el que se explicaban las cosas. En mi opinión eso alteraba el sentido de todo el texto. Aceptó mis objeciones y convino conmigo que el final estaba bien como estaba.

El tercer profesional fue el que hizo una corrección más exahustiva. Me devolvió el texto lleno de anotaciones en las que, básicamente, me pedía que explicara más todo, que lo diera más masticado al lector: la época del año sucedía la acción, si era noche cerrada o atardecer, si estabamos en la actualidad o en el pasado?, etc.  Reconozco que algunas de esas cuestiones ni yo mismo me las había ni planteado. Pero francamente, me daban igual. A mí entender no influían para nada si era primavera u otoño para lo que yo quería contar.

La conclusión a la que llegué es que en esto de la corrección de estilo hay mucho de opinión personal. La escritura no es una ciencia, gracias a Dios, así que todo suele ser muy subjetivo. No quiero con esto quitar valor al trabajo del corrector de estilo. Son profesionales con gran criterio, han leído mucho y conocen los gustos de las editoriales. Pero para fiarte del criterio de alguien hace falta confianza. Saber que la estructura de pensamiento de esa persona es afín a la tuya, de que estáis en sintonía.  Y esa chispa no surgió entre estos tres correctores de estilo y un servidor. Ninguno de los tres me dijo nada revelador que me hiciera sentir afín a sus comentarios. Así que de momento, seguiré como estaba.

Seguiré contando.