La cara norte del corazón

Nota: no acepto obsequios de editoriales ni subvenciones por escribir mis comentarios / reseñas. Yo me financio mis lecturas y opino sobre lo que leo con mayor o menor acierto, pero siempre con franqueza.

La cara norte del corazón

Dolores Redondo se ha convertido en la escritora de moda. Sus éxitos le han granjeado una legión de seguidores, pero, como suele suceder, también un montón de detractores.

Tras recibir el Premio Planeta ya está en las librerías La cara norte del corazón, su nueva novela. Se trata de un trabajo ambicioso (688 páginas) en el que la autora retoma a su personaje estrella, Amaya Salazar, para explicarnos sus orígenes. 

La cara norte del corazón
El Katrina se acerca a Nueva Orleans. Ahí sucede la trama de La Cara norte del corazón.

La cara norte del corazón: sinopsis

Año 2005. Amaia Salazar, de veintipocos años, participa en unos cursos en la Academia del FBI en EEUU. Como parte de sus tareas intenta establecer el perfil psicológico de un asesino conocido como El Compositor. Se trata de un escurridizo homicida que aprovecha las grandes catástrofes naturales para acabar con familias enteras cuyas muertes quedan confundidas entre el destrozo general.

Tras examinar el resultado de sus trabajos, Aloisius Dupree, profesor en la academia y jefe de investigación, decide reclutar a Amaya como miembro del equipo que persigue al Compositor. La investigación les llevará hasta Nueva Orleans, en vísperas de la llegada del Katrina, el peor huracán de su historia. 

Pero una llamada de su tía Engrasi desde Elizondo despertará en Amaya fantasmas de su infancia. Su padre está muy grave. La protagonista deberá trabajar en el caso y a la vez enfrentarse a sus traumáticos recuerdos y  miedos. Paradójicamente son esos mismos temores los que la llevaron a desarrollar esa especial sensibilidad para comprender como nadie la mente de los asesinos. 

La cara norte del corazón.
La devastación tras el paso del Katrina es el telón de fondo de la novela.

El lado norte del corazón: comentarios

El arranque es espectacular y muy inteligente. Uno de los puntos fuertes en las novelas de Dolores Redondo es la riqueza descriptiva de los procedimientos de investigación. Están muy documentados y los procesos deductivos son muy ingeniosos. En La cara norte del corazón desarrolla estas bazas de manera más generosa que sus libros anteriores. Resulta un auténtico placer acompañar a este equipo de policías mientras resuelve los enigmas que plantea el Compositor

También es original la elección de los decorados: los desastres naturales. En ese sentido, localizar la trama principal en Nueva Orleans dota a La cara norte del corazón de un poderoso exotismo. Dolores Redondo consigue que al lector le entren unas ganas tremendas de visitar Louisiana

La cara norte del corazón es una novela policial ambiciosa e intensa, centrada en su trama principal. Es un acierto que Redondo deje de lado las subtramas románticas. En mi opinión, eran esos argumentos sentimentales, donde la protagonista era fruto del deseo de todo el que se la cruzara, lo que lastraba el desarrollo de su famosa trilogía del Baztán

Se toma su tiempo en describir tanto paisajes como a personajes. Y es ahí donde quizás la novela pierde algo de fuerza. En la recta final se excede demasiado en relatar los escenarios y las acciones. Tras seiscientas páginas sufriendo en Nueva Orleans, el lector anhela la resolución ya. 

La cara norte del corazón: tramas secundarias

La persecución del Compositor, se alterna con dos tramas secundarias. La primera, un flasback, nos lleva de vuelta a Elizondo, a la infancia de Amaya.

La segunda nos muestra la terrible situación a la que se enfrentaron los ciudadanos de Nola (como denominan los americanos a Nueva Orleans) tras el paso del huracán. Nos guía Nana, una anciana familiar del agente Dupree que representa a los ciudadanos de las clases menos favorecidas. 

La cara norte del corazón: componente fantástico

Como es habitual en las novelas de Dolores Redondo, en La cara norte del corazón, también hay elementos mágicos. Resulta curioso cómo la autora vincula las creencias derivadas de la rica herencia cultural de Nueva Orleans, con el vudú como eje central, con las leyendas de los bosques del País Vasco, con el Basajaun como protagonista. Todos estos mitos, y muchas más, eran la manera que tenían nuestros antepasados de explicar la vida y lo que quedaba fuera de su comprensión. 

La cara norte del corazón: conclusión.

En definitiva, La cara norte del corazón es una buena novela policíaca (que no negra), original, interesante y absorbente. Quizás, por poner un pero, le sobra algunas páginas, pero se agradece el esfuerzo desprejuiciado de la autora por llevarnos de viaje por parajes tan singulares, tanto físicos como mentales.

Dolores Redondo
Dolores Redondo, autora de La cara norte del corazón.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *